14 de marzo de 2010

Las obras, los poemas: Hipónimo e Hiperónimo - Manuel Vilas







HIPÓNIMO E HIPERÓNIMO

"Lavabo"

Fotografía digital
60  x 40 cm.


En torno al poema:

LAVABOS

Imagínate que estás en una comida importante, que has bebido
   mucho
y te has hecho el gracioso porque con los tristes nadie queda a
   comer,
te levantas, buscas el lavabo, te miras al espejo, te tiembla el alma.
Imagínate en un bar, bebiendo muchas cervezas con amigos.
                                                      Entras en el lavabo,
después de haber interpretado el icono de la puerta,
donde sale un hombre con chistera, ¿qué hago en este mundo?
Lavabos de gasolineras, de cines, de hospitales, pequeños lavabos
                                                         de establecimientos ínfimos.
Lavabos de los bingos, de las autopistas, de los MacDonald´s, de
   los colegios,
de los bares de alterne, lavabos sin usar de El Corte Inglés,
lavabos muy usados del Tanatorio de Torrero, lavabos a la
   intemperie
del Coso de la Misericordia. Lavabos muy limpios últimamente
                                                     en todas partes.
Baldosas relucientes y fragancias que descienden de las rendijas
   del techo.
Quemaduras encima de los secadores de airecaliente con tubo
   plateado.
Jabones de fresa industrial que no hacen espuma
y no lavan la carne de tus manos.
             Espejos grandes. Mucha luz. Muchos vatios.
Y lavabos de lujo con toallas de verdad y grifos gigantescos
imitando a los grifos antiguos.
              Y cuando estás allí ¿en qué piensas?
En qué piensas en esos tres minutos en que te vence ese silencio
              y queda suspendida la vida social, la alegría de los chistes,
              la máscara y la risa de los bares y de los restaurantes
y te metes allí, y coincides allí con un desconocido
que te dice
               "bienvenido a la oscuridad".


MANUEL VILAS
Resurrección

Expuesta en La Curva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿cómo lo ves?